Son Nuevos en el mundo Sw ?

¿Que es Ser Swinger?
La palabra swinger se deriva del verbo inglés "to swing" que significa balance, libertad de movimiento, oscilación. Se le conoce como swinger a aquella persona con amplio criterio, casada o soltera, que decide ejercer su libertad de acción en lo que respecta a su vida sexual. Comúnmente el movimiento swinger está formado por parejas e incluye el intercambio de pareja, la práctica de sexo en grupos de tres personas o más y todas las variaciones que puedan surgir con ello, dependiendo de las preferencias personales.
Las parejas swingers están formadas por gente que reconoce sus necesidades sexuales y en consentimiento mutuo deciden experimentar con nuevas posibilidades que le den diversidad y emoción a su vida sexual. La pareja swinger ejerce una sexualidad honesta pues de manera compartida amplían sus experiencias sexuales sin engaño ni secretos, siempre dentro de la pareja.


¿Cualquiera puede ser swinger?

El swinger es para parejas con una gran estabilidad, seguras sentimentalmente, no te va a solucionar problemas de pareja si ya los tienes. El swinger es un acto de amor de pareja, una opción de libertad sexual de a dos y no de libertinaje.

Practicar el intercambio es sumamente difícil, debido a esa educación casi victoriana que todos hemos padecido, que nos hace ver infiernos y demonios en cualquier opción de libertad personal, impidiéndonos disfrutar de forma natural y responsable de los placeres naturales que ofrece la vida.

Vencerla además no solo depende de uno mismo, sino de la propia pareja, que ha de estar de acuerdo en afrontar esta experiencia. En cualquier caso estamos hablando de una relación de absoluta libertad y en la que los dos miembros de la pareja tienen que desearla, no pudiendo nunca ser obligada una de las partes, por tanto convencer a nuestra pareja solo puede hacerse con una paciencia y delicadeza extrema.

 


Defendemos la estabilidad de la pareja y la familia

Fantasy Sw Club pretende facilitar el encuentro y acercamiento entre las parejas y ayudarles a desarrollar sus fantasías eróticas en un marco de mutuo consentimiento.

Este Club se rige por unas normas muy estrictas, tiene un equipo de coordinadores, los cuales practican este estilo de vida, preparados para atender sus consultas y tratar de satisfacer sus necesidades y sobre todo reúne a visitantes en instalaciones adecuadas que facilitan la comunicación entre las personas en forma segura y cómoda.

Eso es lo que diferencia una disco de nuestro Club.
Fantasy Sw Club es absolutamente privado, se reúne en un espacio reservado, íntimo y exclusivo en Rosario, brindando la estructura adecuada para la contención y satisfacción de los deseos que buscan hacer realidad las parejas que concurren.

Cultivamos el bajo perfil como modo de autoprotección y seguridad para nuestros visitantes, particularmente contra aquellos que se niegan a comprender nuestro estilo de vida.

Estamos seguros que tienen un montón de fantasías que no han podido aun canalizarlas. Te proponemos que te comuniques con nosotros, sin compromisos ni presiones. Muchas parejas nos mandan vía mail preguntas o se reúnen con nosotros personalmente.


Defendemos la estabilidad de la pareja y la familia. Acaso, ¿no es mejor que tus ratones los tengas junto a tu pareja, dejando de lado las conductas hipócritas de aquellos que tratan de buscar afuera del matrimonio lo que no se atreven a plantearlo con su mujer o su hombre?

¿Es mas honesto que el hombre busque en otra mujer la satisfacción que no encuentra en su pareja? ¿La infidelidad es preferible a la sana idea de compartir los deseos íntimos en el marco de la pareja legalmente constituida?

LIBERTAD Y VARIEDAD

Dentro del club tenemos absoluta libertad para movernos, permanecer o irnos cuando queramos, lo cual si es nuestra primera vez facilita las cosas, hay parejas de edades y perfiles distintos, con lo cual tenemos para elegir, aunque más no sea para charlar un rato y tal vez preguntarles cómo fué su iniciación (a las parejas SW lo único que le gusta tanto como el sexo es…contar sus experiencias).

La música ayuda mucho. Es sólo un detalle, pero es sabido que poner el cuerpo en movimiento libera hormonas que predisponen al placer y la diversión. Bailar, en pareja o en grupos, es una excelente preparación para el sexo. Además, a las mujeres les encanta lucir su belleza al ritmo de la música.
Y en el caso de que no nos animemos a llegar al sexo…QUIÉN NOS QUITA  LO BAILADO?


 

LA DIFERENCIA ENTRE ZAMBULLIRSE O PROBAR EL AGUITA.

Podemos observar a gusto y sin limitaciones sin necesidad de participar en nada, y tendremos ante nuestros ojos una buena muestra de la VARIEDAD existente en el mundo SW: Parejas debutantes y veteranas, gente joven y no tanto, etc.

Asistiendo a un club swinger podemos hacernos una idea bastante real de como nos sentimos con todo eso, de manera más fácil que contactándonos con otra pareja. Si decidimos no lanzarnos todavía, todo lo que hay que hacer es salir del lugar y volver a casa. Nada más sencillo.

En cambio la opción de contactarse y citarse con otra pareja (en el ejemplo sería la zambullida), es jugarnos a algo que todavía no sabemos si nos gustará. Si resulta que no, la situación será inevitablemente INCÓMODA para nosotros y la otra pareja.


Estos Son los mandamientos Sw. Úsalos y respétalos en nuestro Club, tanto como en tu vida diaria. 


I

No intentarás jamás romper un matrimonio, o pareja. Tienes que tener en claro el lugar que ocupa el sexo y sus fantasías y el que ocupa el amor. Tu actividad swinger implica, entre otras, hacer realidad tus fantasías sexuales, NO invadir sentimientos que no te pertenecen.

II

Respetarás las citas que acuerdes y avisarás oportunamente en caso de algún cambio imprevisto. Contesta siempre todos los mensajes. No dejes de hacerlo, aun cuando sea para decir simplemente "No, gracias, no es nuestra búsqueda"; de esa manera evitaras que alguien pierda su tiempo y te lo haga perder a vos.

III

Acudirás a la primera cita con la idea de swingear, no de hacer perder el tiempo a tu prójimo. Si no estas decidido o convencido del camino a seguir, expresa tus sentimientos. Tu tiempo vale tanto como el de los demás.

IV

Nunca, por ningún motivo, ejercerás presión sobre nadie para obligarle a swingear, así sea tu pareja. No seas insistente, pesado o reiterativo. Si alguien -incluyendo tu esposa- dice NO, no preguntes POR QUÉ, porque después de todo, el ser swinger significa absoluta libertad de criterio y de acción tanto para vos como para los otros. Y evade cualquier situación que pueda hacer que tu esposa perciba como forzada. Los dos (o los cuatro) deben estar absolutamente cómodos y de acuerdo en lo que van a realizar.

V

No hablarás del estilo de vida swinger con personas que no hayan manifestado interés real en ello. Debes respetar las ideologías y creencias morales de los demás aun cuando ellos no respeten las tuyas. No pongas tu idiosincrasia o forma de pensar a discusión ni polemices con las ideas de otros, porque lo que podría ser un encuentro sumamente divertido y sexualmente placentero, puede acabar por convertirse en una discusión política o religiosa que no conduce a nada.

VI

Protegerás el anonimato de los demás con el mismo celo que defiendes el tuyo. No proporciones teléfonos y direcciones de nadie sin previa autorización. No comentes ni des nombres de las parejas con la cuales has estado, eso es parte de la intimidad tuya y de la otra pareja. En una primera cita, es conveniente reunirse en un lugar público sin compromiso formal para nadie y conversar. Conversar mucho; de ese modo, cualquier duda o sospecha puede ser desechada...o confirmada. Recomendamos que tu primera réplica a cualquier mensaje de encuentros, sea exploratoria hasta que certifiques que la otra persona es real. PIENSA MUCHO ANTES DE DAR TU TELÉFONO O DIRECCIÓN DE TU CASA.

VII

Cuidarás al máximo de tu higiene personal y apariencia. Aunque todos sabemos que eso es parte de la educación, te sorprendería saber cuántas personas, por ejemplo, no se han enterado de que su aliento no es muy agradable. Chequea siempre todos los detalles relativos al respecto.

VIII

No hagas nada que acarree descrédito o mala fama al estilo de vida swinger. Respeta los códigos del ambiente. Todos queremos ser tratados como personas, no como objetos y la cortesía es agradecida por todos. Trata a todos con consideración, respeto, sensibilidad y discreción. Recuerda la regla de oro: trata a los demás como quieres que te traten a ti. Mucho cuidado con algunos trucos o avivadas de gente que, no pertenece al ambiente.

IX

El primero y más usual -aparte obviamente de las enfermedades de transmisión sexual- es el engaño: hay personas que, por ejemplo, se proponen como pareja swinger pero en el momento de la cita resulta que, "mágicamente", la esposa no pudo llegar o no tuvo con quién dejar a los niños. Y también existen los conspiradores, swingers solteros de ambos sexos que se hacen pasar como pareja o matrimonio para engatusar a los novatos. Por ello, insistimos, es conveniente reunirse en un lugar público sin compromiso formal.

X

Sé amigable y compórtate con calidez con tus amistades swingers pero ten en cuenta que hay un cierto tipo de zona emocional que únicamente le pertenece al cónyuge de esa persona. No invadas territorios que no te corresponden.

XI

Cada vez con mas frecuencia, especialmente en las parejas jóvenes, más mujeres y hombres -casadas/os y solteras/os- resultan tener inquietudes bisexuales, lo cual abre también otra vía altamente estimulante para encuentros satisfactorios para todos. Una vez más, una actitud abierta, honesta y franca, allana todos los caminos. Según muchos estudiosos, la bisexualidad será la sexualidad de este milenio.



No se confundan con las llamadas "fiestas" u "orgías" que les  presentan ciertos medios periodísticos o gente desinformada que no entiende nuestra movida ni los objetivos que perseguimos